Un museo para la paz


¿Por qué un museo para la paz?

Dos personajes de la resistencia contra el régimen Nazi se encuentran en Paris en 1965.

Izquierda: Willy Brandt, antiguo alcalde de la ciudad de Berlín.

Derecha: Ernst Friedrich, fundador del museo Anti-Guerra, Berlín 1925.




       
    


»Alemania es una república - pensé yo.
Alemania quiere la paz - pensé yo.
En una república de la paz tiene que haber un museo para la paz - pensé yo.

Pero como la pacífica república no tenía dinero para ello (un tanque era más imprescindible y más caro), se me ocurrió algo tan tonto como fundar un museo Anti-Guerra: en el centro de Alemania, en el corazón de Prusia, en el centro de Berlín (a cinco minutos de la jefatura de policía).«

De: Ernst Friedrich "Del Museo de la Paz a los cuarteles de Hitler", St. Gallen 1935.